Alabanza

Dar a nuestro Dios la honra debida a su nombre. Adorar y exaltar la plenitud completa de nuestro Señor. Llevar al pueblo a la presencia grata de Dios (venid y adoremos, postrémonos, arrodillémonos delante del Señor, nuestro hacedor).

Lleguemos ante su presencia con alabanza;
Aclamémosle con cánticos.
Salmos 95:2

Te esperamos en
ESCUELA BIBLICA DOMINICAL
Domingos 10:00 a.m. – 11:00a.m.