Bautizos

Ser bautizado en agua es un trascendente
acto de obediencia para todo creyente que se
ha arrepentido de su pecado y confesado su
fe en Cristo.

«Porque somos sepultados juntamente con él
para muerte por el bautismo, a fin de que
como Cristo resucitó de los muertos por la
gloria del Padre, así también nosotros
andemos en vida nueva.»
.
Romanos 6:4

Bautizos
Cuarto Domingo del mes.